Ideas de decoración con velas de Navidad

A pocos meses de la Navidad, te vamos a presentar algunas propuestas originales para decorar tu casa utilizando velas de diferentes olores y tamaños. Debido a su variedad, te aconsejamos que, cuando vayas a comprar velas, tengas ya una idea más o menos clara de cómo y dónde las vas a poner. En nuestra tienda de velas encontrarás todo lo que necesitas. Aquí te damos todas las claves para decorar con velas de Navidad.

La decoración de la mesa de Navidad

En primer lugar, vamos a centrarnos en la mesa donde cenarás con tu familia. Colocar unas velas sin perfume en el centro acompañadas por unas hojas de muérdago y unas bolas con purpurina aportará el toque tradicional que no puede faltar esa noche. Otra opción es apostar por las velas decorativas delgadas individuales. Esta alternativa está especialmente indicada si se trata de una cena de parejas. Aunque sea Navidad, no hay que renunciar al romanticismo.

Centros de mesa con candelabros elegantes

Las familias más clásicas pueden utilizar velas de candelabros encima de la mesa principal. Esta decoración nunca pasa de moda y da elegancia y distinción. Ten cuidado a la hora de elegir el color de los candelabros y las velas, porque demasiado colorido puede provocar el efecto contrario al deseado. Lo mejor es que tengan colores discretos y apagados. No podemos olvidar las velas perfumadas en nuestra decoración navideña. Sin embargo, no hemos de situarlas en la mesa en la que vamos a comer, puesto que el aroma que desprenden se confundiría con los olores de la comida. Por lo tanto, estás velas tienen que estar en casa, pero lo más lejos posible de la zona de la comida. Para que nuestros invitados gocen de su olor nada más entrar, las velas aromáticas se pueden ubicar cerca de la puerta de entrada. Por ejemplo, una hilera de velas pequeñas dentro de un vaso y atadas con un cordel.

Decoración de salones para Navidad

El salón también es un buen lugar para poner alguna vela en las estanterías. Para evitar el riesgo de quemar otros objetos, es preferible colocar varias velas dentro de un vaso de cristal. De esta manera, vemos la llama, pero no hay peligro. Otra idea es llenar de agua un recipiente transparente y poner velas planas y encendidas flotando o, en lugar de agua, introducir piedras o arena. El resultado será espectacular.

No nos olvidamos de los exteriores

Pero ¿qué pasa con las terrazas en esta época?, ¿nos olvidamos de ellas? Por supuesto que no. Las terrazas que están cerradas se pueden decorar igualmente utilizando velas de exterior. Se llaman así porque van protegidas en envases semicerrados que hacen que se mantengan encendidas a pesar del frío. Respecto a la decoración de las paredes, podemos utilizar botes de cristal de boca ancha y unirlos con cordeles. Si quieres el efecto calor en el suelo, busca un recipiente cóncavo donde meter las velas y ponlo en un rincón de la terraza. En resumen, en Navidad nuestra creatividad se dispara y la decoración con velas le dará un toque clásico y acogedor a todas las estancias del hogar. Los distintos modelos que existen te permitirán jugar con colores, formas y olores en cualquier rincón.